© 2017 by Giancarlo  created with Wix.com

JESUS NACIÓ EN BELÉN O EN NAZARET?

 

 

Los acontecimientos sobre el lugar y la fecha del nacimiento de Jesús tienen más de 20 siglos, y siguen siendo muy controvertidos. Aunque Pablo, y los cuatro escritores del Evangelio, están de acuerdo en que Jesús creció en Nazaret, sólo Lucas y Mateo mencionan su lugar de nacimiento, pero lo cuentan de manera diferente. Proporcionan diferentes versiones del evento, sin ponerles fechas. A pesar de su importancia, Pablo, Marcos, y Juan nunca se enteraron de dónde, cuándo y cómo ocurrió el nacimiento, o simplemente no se preocuparon por escribirlo. La información escrita sobre la fecha y el lugar de nacimiento del Salvador ha sido constantemente desafiada por escépticos, historiadores y teólogos. A pesar de todos esos cuestionamientos, la historia del nacimiento de Jesús ha sido contada amorosamente en todo el mundo durante más de 2000 años. Hay buenas razones para ello; estamos hablando de la venida de Dios a la tierra en forma de niño.

 

La historia comenzó 700 años antes del nacimiento de Jesús con el profeta Isaías, quien profetizó que "una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Immanuel." Isaías, sin embargo, no fue el único profeta que habló de un Mesías: Daniel, Jeremías, Ezequiel, Zacarías y Malaquías fueron algunos de los otros. Un profeta, Miqueas, nos dijo que el Mesías vendría de Belén. Ambas versiones del nacimiento de Jesús, dice el argumento, están realmente inspiradas por el Antiguo Testamento, donde se dice que Dios enviaría a un Mesías para liberar a Su pueblo de la crueldad y las injusticias que les infligieron los romanos. Los escritores del Evangelio, Lucas y Mateo, creían sinceramente que Jesús era el Mesías y que iba a nacer en Belén. Muchos eruditos creen que esta es la razón por la que, independientemente del verdadero lugar de nacimiento de Jesús, los primeros cristianos eligieron deliberadamente a Belén para demostrar que se había cumplido la profecía descrita en el Antiguo Testamento. Añadamos el hecho de que la historia fue escrita muchos años después de la muerte de Jesús; presumiblemente como un desafío para las autoridades romanas que tenían muchas historias como esa en sus tradiciones.

 

Setecientos años más tarde, el Señor envió al ángel, Gabriel, para entregar un mensaje a una virgen llamada María, que vivía en Nazaret, un pequeño pueblo de Galilea. De acuerdo con las profecías, el hijo de Dios tenía que nacer de una virgen. María estaba comprometida para casarse con un hombre llamado José, descendiente de David. El mensaje que Lucas escribió conllevaba enormes implicaciones para el pueblo de Israel, y para el mundo entero. Gabriel – nos dice Lucas – le anunció a María que concebiría y daría a luz un hijo sin intervención humana. Basándonos en el relato de Lucas, Jesús fue concebido en Nazaret. José no tuvo nada que ver.

 

Casi nueve meses después, José viaja con su futura esposa desde Nazaret hasta Belén para ser censados. Lucas explica que el emperador César Augusto decretó que todo el mundo debía ser censado y gravado, para lo cual todas las personas debían regresar a sus lugares de origen. Muchos eruditos sostienen que el censo romano de Lucas nunca ocurrió. No hay registros de dicho censo; por el contrario, los registros de Roma con respecto a sus censos, estipulaban que los hombres debían ser contados, y gravados, en el lugar donde vivían. No se tomaba en cuenta a las mujeres. Para estos expertos, el viaje y el censo fueron totalmente fantasiosos; aparentemente descritos para hacer creíble que el lugar de nacimiento de Jesús había sido Belén. Jesús tenía que “nacer” allí, sin importar dónde hubiera nacido.

Las Sagradas Escrituras no nos ilustran sobre por qué José llevó a María en este viaje tan largo y difícil, posiblemente montada en un burro, a través del desierto, especialmente cuando ella estaba en la última etapa de su embarazo. La Biblia no dice nada sobre María viajando en las ancas de un burro, así que no podemos estar seguros. Se deja a nuestra imaginación averiguar dónde pasaban las noches. Sin embargo, ya sea que viajara montada en un burro o no, les tomó por lo menos una semana hacer el viaje. La distancia entre Nazaret y Jerusalén, es de 120 kilómetros, y 10 kilómetros más para llegar a Belén. Sin embargo, sean cuales sean las razones, José decidió llevar con él a su prometida, María, a Belén. Fue allí donde la virgen María dio a luz a su hijo, lo que tuvo que hacer en un pesebre porque no había lugar para ellos en la posada. Por favor, consideren que esta parte de la historia sólo aparece en el Evangelio de Lucas. Contrariamente a la creencia popular, el 25 de diciembre no tiene nada que ver con el nacimiento de Jesús. Esta fecha fue establecida por los primeros padres de la iglesia en el año 440 DC para unirla a una celebración existente basada en las tradiciones babilonias.

Hay quienes atestiguan que Jesús nació en Belén basando sus opiniones en los escritos de Mateo. Esta es la misma historia contada por Lucas, pero en ella, Mateo comienza por lo que algunos eruditos llaman la Anunciación a José. La reacción de José, según Mateo, fue que María era una adúltera. Aunque Mateo no lo contó en esos términos, la suposición común es que José, que no había tocado a su prometida María, pensó que había cometido adulterio. Debido a que era un hombre misericordioso, reacio a contribuir a su muerte, decidió apartarla de su vida sin ponerla en evidencia. Su decisión anidaba un par de problemas: si María había cometido adulterio, voluntariamente, merecía ser apedreada hasta la muerte, tal como lo ordenaba la ley Mosaica. Por otro lado, exponerla a la sociedad cuando estaba embarazada del hijo de otro hombre le haría un daño inmenso porque la expondría a una vergüenza indescriptible. José no deseaba causarle ningún daño. Además, si admitía que estaba comprometido a una virgen, sin pecado, que concibió milagrosamente a un hijo, no podía imaginar cual podría ser su papel como cónyuge de la madre del Hijo de Dios. Fue en ese momento cuando el ángel Gabriel intervino en un sueño para hacerle saber la voluntad del Padre, y convencerlo de aceptar su misión de cuidar al niño. Mateo no detalla la vida de José y María, sólo dice que se casaron después de que ella dio a luz a Jesús. En el evangelio de Mateo, la familia vivía en Belén y Jesús nació en su casa.

 

Mateo dijo que Jesús era el hijo de Dios. Su evangelio nos cuenta acerca de la época en que los Sabios de Oriente vinieron a adorar a "aquel que nació rey de los judíos". Trajeron regalos caros para un niño desconocido. Por favor, consideren que esta acción se lleva a cabo bajo la guía de una estrella inteligente; tan inteligente que detuvo su movimiento sobre un pesebre en Belén. Esta es una de esas partes de la historia donde la mayoría de los eruditos desafían la veracidad del relato. Lo hacen porqué los historiadores, en su mayoría, rechazan la posibilidad de milagros y las estrellas no se comportan de esa forma. Lo que sí es inevitable es que surjan muchas preguntas: ¿Quiénes eran esos sabios? ¿Reyes? ¿Magos? ¿De dónde vinieron? ¿Cómo llegaron aquí? ¿Por qué hombres importantes del Este tenían interés en lo que estaba pasando en esta parte del mundo? ¿Por qué viajar tan lejos de sus lugares de origen? Además, Mateo habló de una reunión secreta entre Herodes y los Sabios. Durante la reunión, el rey les pidió que averiguaran dónde estaba este rey recién nacido, para que él también pudiera adorarlo. Nadie sabe cuándo llegaron los magos para adorar al niño. Algunos eruditos creen que podrían haber transcurrido entre diez meses y dos años después del nacimiento de Jesús.

 

 Mateo nos relata que la familia huyó de Belén sólo después de que Herodes ordenó la masacre de todos los niños menores de dos años. Ordenó a sus guardias que lo buscaran por todo Belén.  Para salvar al niño de una muerte segura, un ángel le dijo a José que tomara a su familia y huyera a Egipto. Debido a eso, José se mantuvo alejado de Belén hasta que el rey murió. Cuando ocurrió el deceso de Herodes, José y María recibieron instrucciones para regresar a Nazaret. Jesús debe haber tenido entre 4 y 7 años de edad.

En mi libro – María Magdalena: La esposa del Señor – Alice McCallum, quien afirma que era María Magdalena en una vida pasada, le dice a Donald Silverstein, el psiquiatra que la trata para la depresión posparto, que Jesús nació cómodamente en su casa en Nazaret. "Nunca ha estado en Belén", dijo. La versión de Alice acerca del nacimiento de Jesús no tiene la estrella, no hay tres reyes magos, ningún censo, ningún viaje, y mucho menos un pesebre. El niño disfrutaba de las comodidades de un bebé que nació rico en su casa en Nazaret. Aunque simpatizo con los sentimientos de Alice sobre toda la saga, no creo en la reencarnación. Para mí, ella está expresando un conocimiento que no debería tener.

 José y María llevaron al niño Jesús al templo 8 días después del nacimiento para cumplir con la ley de Moisés, como lo exigen las Escrituras. La próxima vez que sabemos de Jesús es cuando tiene 12 años y es encontrado por sus padres discutiendo con los rabinos en el Templo.

En cuanto a donde Jesús nació, reitero que sólo dos de los evangelios hablan de ello. Aunque Lucas y Marcos cuentan la historia de manera muy diferente, ambos escribieron que nació en Belén. En Lucas, vivían en Nazaret, pero tenían que ir a Belén debido al censo decretado por César Augusto. Lucas habla de este viaje de Nazaret a Belén mientras Mateo dice que ya vivían en Belén, y sólo abandonaron la ciudad cuando Herodes decidió masacrar a todos los niños.

 

Una cosa es cierta; Jesús era un niño judío que crecía en un momento de altas tensiones políticas. Para obtener la escena completa del nacimiento con la que estamos familiarizados, tenemos que unir las dos versiones. Lucas aporta el pesebre, el viaje y los ángeles, mientras que Mateo nos suple a los reyes y a la estrella. La información geográfica y climática sobre el Belén de aquellos tiempos no convalida ninguna de las dos versiones. Sin embargo, preferimos creer en el Nuevo Testamento porque los milagros existen, contrario a la opinión prejuiciada de los historiadores, y porque los escritores del Evangelio eran personas honestas que creían sinceramente en la veracidad de los acontecimientos sobre los que estaban escribiendo.

 

Si pudiéramos excluir a Mateo y a Lucas, el hecho de que Jesús fue llamado Jesús de Nazaret apunta muy fuertemente hacia Nazaret como su lugar de nacimiento. La gente de aquellos tiempos era nombrada por su progenitor – Jesús, Hijo de José – o por el pueblo donde había nacido. Para algunos eruditos, sin embargo, Jesús de Nazaret es más bien una indicación de que creció allí; los cuatro evangelios están de acuerdo en eso. No indica que haya nacido allí. Pero si no nació en Belén, ¿por qué Lucas y Mateo dicen que nació allí? La iglesia de Jerusalén, encabezada por Santiago el Justo, hermano de Jesús, simplemente sostiene que Jesús era el hijo de José y María, y que nació naturalmente. Cuando el emperador Constantino se convirtió en cristiano, envió a la reina, su madre, a construir iglesias. El pueblo de Belén le enseño el lugar donde se encontraba el pesebre de Jesús, y la reina construyó una iglesia justo allí. Incluso hoy, como en el pasado, la mayoría de los pobladores de Belén creen firmemente que Jesús nació allí. Ese supuesto pesebre es hoy un centro turístico muy activo.

 

No hay manera de estar seguros de cuándo nació Jesús. Para algunos, la fecha deriva de tradiciones paganas, y para otros del judaísmo. Lo cierto es que el 25 de diciembre, los cristianos de todo el mundo, rodeados de regalos, comidas típicas y villancicos, se reunirán para celebrar su nacimiento. La Biblia nos da muy pocas pistas. Las Cartas de Pablo, los cuatro Evangelios o los Hechos de los Apóstoles no mencionan la fecha, ni siquiera la estación del año. Las evidencias extrabíblicas no son de mucha ayuda tampoco. No hay indicios, históricos o de otro tipo, de que la Navidad se celebró en absoluto hasta más de tres siglos después de la muerte de Jesús. Los escritos apócrifos posteriores nos hablan de sus ancestros y de su educación, pero no mencionan ni el lugar ni la fecha de su nacimiento.

Please reload

Comments / Comentarios