flecha izquierda.tif
13.tif
flecha derecha.tif
amazon MM.tif

¿LOS ÁNGELES PUEDEN HACER EL AMOR?

10 Abril 2020

Editor

¡La Biblia no nos dice si los ángeles pueden, o no, tener relaciones sexuales con mujeres! En las Escrituras, siempre se los refiere como varones (Miguel, Gabriel, Rafael), pero no se los distingue como ángeles masculinos o femeninos; lo más probable es que sean asexuales. Además, no tienen órganos reproductivos mientras están en estado angelical (nosotros tampoco los tendremos cuando lleguemos allí). La Biblia no menciona nada sobre la vida privada de los ángeles, pero si establece que no pueden tener sexo, al menos no en el cielo. Los mandamientos de Dios para los ángeles no podrían ser más claros: "no pueden casarse ni ser dados en matrimonio". (Mateo 22:30) (Lucas 20:34-36). Es por eso que muchos cristianos creen que no es posible. Otros piensan que sí, porque nada les prohíbe, de manera específica, que tengan relaciones sexuales, y tienen el poder de tomar la forma humana de una manera que los hace indistinguibles de los hombres (Hebreos 13:2), lo cual podría incluir órganos sexuales. Además, pueden llegar a ser tan guapos e irresistibles que los hombres de Sodoma lucharon con Lot para obligarlo a que les entregara los ángeles que vinieron a salvarlo de la tragedia que se avecinaba, para tener relaciones sexuales con ellos (Génesis 19:1-4). Algunos creen que los hijos de Dios (Génesis 6:1) mencionados en el Libro Sagrado eligiendo esposas entre las "hijas de los hombres" no podían tener relaciones sexuales tal como las imaginamos, sino que preñaron a las mujeres de la manera en que Dios embarazó a María. Estos creyentes afirman que Dios no tuvo relaciones sexuales con María, pero ella quedó embarazada y dio a luz a Jesús. Por otro lado, muchos de nosotros estamos convencidos de que estos hijos de Dios eran ángeles caídos; ahora demonios. Rebeldes, echados del cielo como castigo por su desobediencia, trataron de vengarse tomando a las mujeres como esposas, copulando con ellas por razones equivocadas. ¡Lo hicieron en una clara violación de las instrucciones de Dios! Se les prohibió casarse o ser dados en matrimonio, mucho menos establecer una familia y tener hijos. Lo hicieron porque las "hijas de los hombres eran hermosas", lo que implicaba que su principal interés en estas mujeres eran la lujuria y el sexo. Esto está en total contradicción con los mandamientos de Dios, lo cual no les importó en lo absoluto, porque ya estaban pagando un precio alto por su desobediencia. Esta convicción no me impidió considerar la posibilidad de que Satanás y sus compañeros sedujeran a las hijas de los hombres para producir una raza que creciera tanto como para corromper a la población humana, y de esa forma evitar el nacimiento de Jesús.

 

El apócrifo Libro de Enoc refuerza el argumento defendido por aquellos que creen que los ángeles caídos fueron quienes tomaron a las mujeres como esposas y tuvieron hijos con ellas. En este documento se afirma que los gigantes mencionados en Génesis (Génesis 6:1-4) fueron el resultado de las relaciones sexuales entre los ángeles caídos y las hijas de los hombres. Aunque el Libro de Enoc es fácil de leer y entretiene bastante, debe leerse como una obra ficticia, no como una fuente de información bíblica. Hay muchas descripciones en este libro que desafían el realismo. Por ejemplo, los "gigantes" tienen cerca de 140 metros de altura. Sólo para comparar, Goliat (el gigante que David mató), era un hombre de apenas 3 metros contra los gigantes de casi 140 metros mencionados en el Libro de Enoc. ¡Creo poder decir con entera confianza que el Enoc de la Biblia no escribió esas barbaridades! Sin embargo, sorprende saber cuánta gente cree que lo descrito en el documento es verdad. Conozco algunos creyentes que prefieren creer en este mito más que en la Biblia.

 

¡Ahora, echemos un vistazo a la raíz detrás de los argumentos! La pregunta planteada por la mayoría de los estudiantes de la Biblia es: ¿quiénes son los hijos de Dios mencionados en Génesis? La mayoría de los eruditos bíblicos creen que eran ángeles, Satanás incluido, porque el Libro mismo lo dice (Job 1:6 y Job 38:7). La evidencia los señala como ángeles caídos porque los que permanecieron en el cielo no arriesgarían su condición de mensajeros de Dios. Saben que el sexo está reservado para las personas casadas, y ellos "no pueden casarse ni ser dados en matrimonio". Como consecuencia de estos comandos, se les prohíbe tener relaciones sexuales, incluso si se transforman a una forma humana. A menos que su deseo sexual sea tan intenso que decidan violar las estrictas reglas de Dios, y enfrentar Su severo castigo, lo cual no es una consideración aceptable. ¿Por qué arriesgarían la ira de Dios para tener relaciones sexuales con un ser inferior? (Judas: 1-6).

 

Espero que entiendan que todo esto ocurre antes del diluvio cuando las hordas de Satanás andaban desenfrenadas por la tierra, y las fuerzas demoníacas habían llevado a los seres humanos a una total perversión, lo que dio lugar a que estos ángeles caídos tomaran forma humana para copular con las mujeres, y preñarlas para que originaran a los gigantes descritos en Génesis (Génesis 6:4). Hubo un tiempo en que todos ellos, Lucifer incluido (Job 1:6), eran hijos de Dios (Apocalipsis 12:7-9). En el Antiguo Testamento encontré cinco referencias donde los ángeles son llamados hijos de Dios (Génesis 6:2, 4; Job 1:6; 21; 38:7)). Fue entonces cuando Lucifer se rebeló contra Dios, fue expulsado del Paraíso y se llevó la tercera parte de los ángeles con él; esos son los "ángeles caídos" que finalmente obligaron al Creador a destruir Su creación. Creo que esta es una de las cosas más difíciles que nuestro Señor ha enfrentado; tener que eliminar lo que creó: Sus hijos. Su descontento fue tal que no dejó ninguna disposición para la salvación de estos ángeles caídos.  A excepción de Noé y su familia, toda la raza humana cayó en el pecado, sin interés en sentir la voz inaudible de su conciencia, u obedecer los mandamientos de Dios. La iniquidad y la perversión de los seres humanos descritas en Génesis 6, dejaron al Señor sin opciones más que iniciar una nueva humanidad llevando el diluvio al mundo de los impíos.

 

Hoy vemos en todo el mundo más violencia y perversión que en los tiempos de Noé. ¿Sería apropiado pensar que Dios puede estar usando la plaga actual para castigar a nuestra generación por sus muchos pecados? Una de las causas más importantes de Su disgusto es que hemos convertido a la familia – un hombre y una mujer unidos por el matrimonio para procrear – en las muchas definiciones que vemos hoy. Como en los días previos al Diluvio, la humanidad ha dejado de enfocarse en Dios y Sus Mandamientos. La Biblia (Mateo 24:36-39) dice claramente que, en los últimos días, justo antes de la segunda venida de Jesús, será como lo fue antes del diluvio, y antes de Sodoma y Gomorra. ¡Nadie sabe cuándo ocurrirá, ni siquiera los ángeles!